domingo, 8 de octubre de 2017

La ciencia del yoga

Patanjali fue un gran estudioso e investigador quien por primera vez convirtió el yoga en un estudio, facilitando a que esta práctica milenaria fuera trabajada por otras personas, distintas a los sabios de la India. Su obra, Yoga Sutra se convirtió en una referencia para el yoga.

Sin embargo, durante mucho tiempo – incluso hoy – el yoga se ha mostrado como algo místico, casi secreto, muy difícil. Y raro… bien raro…

Patanjali probó que por detrás de esa práctica milenaria hay una ciencia – una lógica y un experimento importante no solo sobre el cuerpo humano, sino también sobre la mente y el espíritu.

Muchos años después, Prajapita Brahma, fundador de BrahmaKumaris, declaró que yoga es vigyan (otra palabra para ciencia en el idioma Hindi). La explicación es que un buen yogi actúa como un científico que observa, ejecuta experimentos, obtiene resultados, llega a conclusiones y aplica esto a su vida diaria, y la de otros. Esto le da al yoga una dimensión más amplia, donde se va más allá de simplemente disfrutar el momento o mejorar la salud.

¿Cómo funciona?
  1. Observación. Comprender la realidad en que se vive, sin apegarse a ella, y entender qué se necesita para superar las situaciones presentes.
  2. Experimentos. A través de ejercicios, mentales, emocionales o físicos, el ser cambia su realidad internamente e influye sobre la realidad exterior.
  3. Resultados. El verdadero yogi está atento a los resultados de su práctica, listo para modificar lo que sea necesario de forma que estas prácticas sean más efectivas.
  4. Conclusiones. El yogi llega a conclusiones y las imparte a otros, ayudando a que otras personas tengan similares experiencias.
  5. Aplicación. El yoga cambia la vida de la persona; de lo contrario, es volver a observar, realizar experimentos, etc. 


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Marcelo, gracias por enseñarnos el camino a un vivir mejor.

MarceloBulk dijo...

Gracias a ti... un saludo...