sábado, 30 de junio de 2012

Meditación...

Todos los días, por casi 30 años, me he sentado a meditar, y me gusta ayudar a otros a hacerlo. Aquí está un ejemplo de un comentario de meditación, presente en mi libro El Camino hacia el Autoliderazgo. Encuentra una música muy buena y suave, un lugar cómodo y limpio y experimenta la magia de la meditación.


Ahora, siéntese en una posición cómoda… Sienta la respiración… escuche los ruidos… sienta el silencio de la habitación… sienta el silencio de la mente… los pensamientos que poco a poco van disminuyendo… disminuyendo… cada vez pensar menos… cada vez menos ideas… poco a poco voy experimentando un estado de paz y calma internas… un silencio interior que contrasta con los días que vivo y voy a vivir… un silencio que me recarga las energías, me da fuerza y me anima a continuar… pienso, en este silencio, sobre mi mundo interior… sobre los valores y cualidades que albergo dentro de mí… sobre mis sueños y visiones… observo que mucho de esto vino de otras relaciones, otras personas y situaciones… yo he vivido y aprendido… he experimentado el beneficio de haber tenido la fortuna de estar al lado de tantas personas… de tantos seres… de haber tenido tanto… yo, en silencio descubro toda mi riqueza interior… una riqueza que debe ser distribuida para todos… que debe ser devuelta a la tierra que me sostiene… a la civilización donde crecí… una riqueza que no se termina con nada… una riqueza que me hace notar la belleza de las relaciones humanas… si, soy muy rico… y esta riqueza sólo está esperando un momento para salir, para servir… un momento en la tierra donde yo pueda distribuirlas… y este momento puede ser ahora… ahora que estoy en paz y silencio… siento esta paz saliendo de mi ser, hacia mi cuerpo, volviéndolo muy pacífico… hacia la habitación, cambiando la atmósfera… hacia toda la casa, cambiando la energía… hacia mi ciudad y mi país… hacia el mundo entero… yo soy parte de toda la humanidad… y toda esta energía es mi aporte a esta humanidad… … … ahora, empiezo a sentir nuevamente el cuerpo físico… siento la respiración mucho más calmada, volviendo a lo normal… siento las manos y pies… muevo el cuerpo… siento la habitación donde estoy…. La paz que dejé… estoy de vuelta.

No hay comentarios.: