sábado, 24 de marzo de 2012

El escudo de un líder


Si hay algo común entre todos los líderes es la oposición que sufren. En realidad, mientras más importante sea el líder, mayor será la oposición a sus ideas.

En vez de enfrentar a las personas que tratan de ir en contra del líder, una solución más efectiva a largo plazo es desarrollar una actitud de tolerancia.

Tengamos en cuenta que tolerar no es aguantar. Cuando toleras, lo haces a partir de un respeto innato y de la aceptación del otro, mientras que cuando estás "aguantando" una situación, lo haces a partir de una falta de respeto o de aceptación.

La tolerancia nace de una comprensión de que cada ser humano es un actor con su propio papel, como lo decía Shakespeare, y que no podemos realmente criticar ese rol que tiene.

Pero tolerar no es algo pasivo. En realidad, al tolerar desde lo más profundo del ser, realizo una transformación en la forma de mirar el otro y genero una energía especial en nuestra relación, lo que termina en algún momento afectando la otra persona y cambiándola.

Por último, la tolerancia solo es válida cuando tu autoestima está bien, porque el acto de tolerar nacerá de la realización de mi propia satisfacción. Porque estoy pleno, puedo darle a la otra persona todo lo que ella necesita.

Todo el mundo es un escenario,
Y todos los hombres y mujeres meramente son actores;
Tienen sus salidas y entradas,
Y un hombre en su tiempo desempeña muchos papeles
 


Este post es parte del desarrollo del autoliderazgo a partir del desarrollo de actitudes.

No hay comentarios.: